VIBRADORES PARA HOMBRES Y OTROS JUGUETES: NADA QUE ENVIDIARLAS A ELLAS

VIBRADORES PARA HOMBRES Y OTROS JUGUETES: NADA QUE ENVIDIARLAS A ELLAS

VIBRADORES PARA HOMBRES Y OTROS JUGUETES: NADA QUE ENVIDIARLAS A ELLAS – Poneros cómodos porque vamos a hablar de juguetes sexuales para hombres. Podríamos remontarnos a muy lejos en el pasado para hablar del origen de los masturbadores masculinos y de cómo se fueron haciendo más sofisticados hasta llegar a la pasada de cosas tecnológicas con las que podemos jugar hoy. Tiempo al tiempo, todo se andará.

Con el paso de los años se ha hecho fácil comprar artículos sexuales gracias a las tiendas eróticas online. Ya no tienes que meterte en uno de esos sitios de colores chillones y dar el cante. Puedes tener en casa un arsenal de juguetes sexuales sin que lo sepan ni tus vecinos y vecinas. Lo segundo es opcional. De todo lo que he visto te aseguro que hay un montón de juguetes sexuales que todo hombre debe probar. Muy lejos se queda la tarta de manzana a lo American Pie en forma de masturbador masculino, pues hoy tenemos artefactos más avanzados que la bollería industrial. ¿Que no será para tanto? ¿que no…? Pues date una vuelta virtual por la red en busca de masturbadores para hombres y ya me contarás lo que te encuentras.

MASTURBADOR MASCULINO EN PAREJA.

Porque ella no para de decirte “¿Y el anillo pa cuando?”, pues vas tu y le cascas “toma, aquí lo tienes” y le obsequias con los anillos vibradores. Estos son de los juguetes eróticos masculinos más usados en parejas. Es por su doble función. Mantiene la acumulación de sangre y crea erecciones más poderosos y duraderas. Y además llevan una pequeña bala vibradora con la que se impulsa el clítoris simultáneamente. En algunas tiendas online tienes hasta packs de distintos vibradores y juguetes para probarlos todos.

La más grande fábrica de juguetes sexuales de Europa es la de Fleshlight en Dos Hermanas, Sevilla. ¿A que no te lo esperabas? Pues si. Con una plantilla de 31 operarios, generan entre 2.000 y 2.500 vaginas artificiales al día. Más de medio millón al año. Uno de los juguetes que aquí fabrican parece una linterna, pero no es una linterna. El constructor del producto Steve Shubin, que era un policía estadounidense, se inspiró en la linterna de su traje para inventarlo.

Esta clase de consoladores son los más vendidos del mundo. El policía Shubin lo inventó cuando su mujer quedó embarazada y no había forma de darle gusto al cuerpo porque siempre estaba, la pobre, indispuesta. Así que se inventó una sustituta o sustituto. El primero lo creó de manera casera usando una linterna, y después lo patentó. Ahora se exporta al mundo entero, porque el heteropatriarcado no consiguió nunca inventar algo infalible para el dolor de cabeza… femenino.

En las estanterías virtuales no solo hay vaginas artificiales, también imitaciones de penes, anos y bocas. Y lubricantes, vibradores, y hasta un gadget virtual que se conecta a un PC y emula los movimientos de la película erótica que estemos viendo en nuestras gafas de RV. El objetivo es el público masculino heterosexual y homosexual. Las empresas constructoras hacen los moldes tanto de actrices como de actores de porno gay. Y hay productos de fantasía que imitan los genitales de individuos como Frankestein o Drácula. ¡Toda una monstruosidad, que si la ve Becky G se pone el pihama “escapao”!

Adriana Chechik es una de las actrices de las que se fabrican los moldes.

Los hombres también le hemos perdido el miedo a utilizar juguetes sexuales en nuestra privacidad. Y también junto a nuestra pareja. ¿Que los juguetes son únicos de las mujeres? Eso es cosa de antiguos… ¿Que no hay? ¿Donde has buscado? ¿En juguetes sexuales para “caballeros”? Lo dicho, no me seas antiguo…

Los juguetes fálicos habituales todavía tienen su público. Pero lo que ahora se lleva son esos juguetes pensados específicamente para los hombres. Y si, es verdad que aún hay quien piensa que no necesita juguetes, pero esos son los mismos que creen que su pareja les va a dejar de querer porque les vaya a gustar más el rabo electrónico copia del de Nacho Vidal. ¡Por favor! A ese no se lo puede llevar al cine, ni la va a invitar a cenar en el Mar Donalds, y mucho menos la va a llevar de paseo al IKEA.

Muchos hombres están en un obsoleto modo competitivo con el sexo. Creen más en el “cumplir como un hombre, que en su propio placer”. ¡Madre mía, que educación nos han dado! Como para salir corriendo y que dejen de comernos el coco, que nosotros también tenemos sentimientos, y deseos. Una amiga mía, Ana, dice que suelen ser hombres con poca o mala educación sexual, con tabús e ideas erróneas de la sexualidad. Inseguros de su masculinidad.

Los profesionales nos aconsejan acudir juntos, en pareja, a las tiendas eróticas, o ver los productos por la Red, juntos. 

LOS HOMBRES SOLOS, LAS MUJERES EN GRUPO, COMO PARA IR AL BAÑO.

Los estigmas siguen estando ahí, y de alguna manera también en los artículos sexuales. Pero dicen los responsables de las tiendas eróticas que la clientela ya es al 50%. Sin embargo los hombres acuden más en solitario, o con su pareja, y las mujeres tienden van en grupo, bromeando y siempre compran. La edad promedio de la clientela es de entre 25 y 43 años. Las mujeres van más por lubricantes o aceites, y también condones.

Nunca le hagas estas cosas a un pene

Si te ha gustado uno, y quieres conservarlo años o para toda la vida, conviene, mujer, u hombre, que no le hagas ciertas cosas al pene de tu pareja. Podrías acabar produciéndole pupita:

  • Nunca lo frotes con violencia. Si él dice ¡ay! Recuerda que “AY ES AY”. No confundas con “ahí”.
  • No lo dobles, que no es de goma, aunque lo parezca.
  • No tienes que soplarle. No es un Gremlin.Existía un mito que decía que si soplabas a un pene puedes ocasionarle un infarto a su dueño. Esto no se ha podido comprobar, aunque Iker ya está en el misterio. Pero lo cierto es que no resulta muy soportable pues es una de las zonas más sensibles de nuestro cuerpo.
  • Nada de jalar el prepucio. Hace mucho daño.
  • Y no untarle cosas. Sobre todo no untarle cosas picantes, mostaza, chimi churri y algo que no sea un lubricante para uso sexual.Puedes ocasionarle alergias, irritación y hasta infecciones.

Punto G masculino… ¿Un Mito?

La próstata es una glándula del tamaño de una nuez. Tiene como función producir una parte importante del líquido seminal. La próstata, está debajo de la vejiga y circunda una sección de la uretra que queda encima de la pared previa del recto. A unos 5 cm del ano. Ésta tiene un enorme número de terminaciones nerviosas. Es una región sensible. Algunos hombres alcanzan ahí una sensación muy placentera. La estimulación del Punto P, que así se llama, puede ser directa o indirecta. A solas o en pareja. Y hay aparatos que se adaptan bien a esto.

Cuando hagas o te hagan estimulación directa o anal de la próstata, ten presente que es aconsejable utilizar lubricante. Que en las primeras ocasiones, se sugiere estar acostado boca arriba y preferentemente con las piernas flexionadas para facilitar la estimulación. Se puede utilizar una clase de condón para los dedos que se lo conoce como dedales. De látex o utilizar un condón. Antes de ingresar el dedo en el ano, es primordial estimular el esfínter anal para relajarlo.

Los juguetes sexuales masculinos en un instante de esplendor

¡Deja que tu próstata se vaya de fiesta!

En su libro de 2014 Masturbation in Pop Culture, Lauren Rosewarne, identificó más de 600 situaciones modernas del cine que hacen referencia al amor propio. Muchas situaciones hacen referencia abierta a una diversidad de juguetes sexuales. La mayoría construidos para la anatomía femenina, excepto las muñecas sexuales. Pero hace poco los juguetes sexuales masculinos han entrado en un renacimiento de su diseño, calidad y diversidad. En algunas tiendas, las ventas se han incrementado en un 1,000 por ciento.

Los cambios en la actitud, los superiores materiales y las representaciones positivas dieron lugar a cosas como el vibrador de conejo de Sex and the City. Esto dio pie a un impulso en la innovación. Y de él hemos terminado beneficiándonos, también los hombres. Ejemplos como Tenga, desarrollador de una funda de masturbación, del 2005 en Japón, comenzó a meterse de lleno en el mercado estadounidense. El secreto son productos de texturas originales.

La innovación salvaje en los aparatos de masaje también apunta a juguetes masculinos para replicar el sexo. El B-Vibe reproduce algo parecido a la estimulación del ano con la lengua. Fue cerca de 2014 cuando estas tendencias alcanzaron su punto. Parte del avance que hubo en los juguetes masculinos ha sido causado por el desarrollo general del mercado. 15,000 millones de dólares por año, que podría incrementarse a 50,000 millones para el 2020.

Pin It on Pinterest