CORREGIR EYACULACIÓN PRECOZ – Si el problema aparece el resultante es que se tiene pareja. Aunque la disfunción la tenga uno, el otro se ve afectado igual y vive las secuelas también. De un tiempo a esta parte se han puesto de moda productos como la Kamagra, que son algo así como el genérico de la Viagra, pero más barato. El uso de este genérico no está igualmente regulado en todos los países, por lo que si quieres usarlo debes informarte. En casos agudos de eyaculación precoz, ya hay que contemplar el visitar al médico.

A la pareja hay que darle información sexual precisa sobre el problema. Y ayudar a la persona a detectar experiencias que preceden al orgasmo y a saber tener la capacidad de canalizar como corresponde su excitación sexual y por consiguiente, a vigilar su reflejo eyaculatorio. Hablamos de comprender muy bien tus experiencias corporales, el excitación y estudiar a controlarlo.

Además hay que pautar que los dos tengan una aceptable comunicación puesto que es preciso el remover cualquier clase de tensión o expectativa en la pareja, para evadir la presión y el miedo en un tratamiento.

¿Cual es la respuesta psíquica de los hombres frente estos inconvenientes, y cual es la reacción de la mujer ante estas adversidades sexuales en una relación de pareja?

Hay un método “casero” que consiste en apretar la punta del el pene, es decir; la región entre el el cuerpo y el glande, se realiza por más de 20 segundos cuando llegue el deseo de eyacular.

Hay que tener en cuenta, que lo primero es admitir que se es un eyaculador precoz, y esto no es fácil. La comunicación con la pareja debe ser esencial.

Los fármacos también se usan en los tratamientos de la eyaculación precoz para vigilar múltiples causantes como nivel hormonal y estrés. Los hombres que no tienen relaciones sexuales con continuidad son más propensos a sufrir eyaculación precoz.

Hay quien se atreve a decir que la eyaculación precoz puede ser también consecuencia del exceso de masturbación, pero es muy poco científico y forma más parte de los discursos moralistas de la religión, empeñados en negar la sexualidad si no es para fines exclusivamente reproductivos, poniendo en boca de Dios (si es que existe) palabras que nadie le hemos escuchado jamás.

Uno de cada diez hombres se dice que padecen de eyaculación precoz. El 55% de los damnificados por la patología de Peyronie, también tienen disfunción eréctil, y el 10%, eyaculación precoz. Más de la mitad de los hombres que sufren curvatura del pene o patología de Peyronie nota mejoría tras recibir un tratamiento en base a ondas de choque. Así se desprende de un estudio realizado por Boston Medical Group, en el que se analizaron los resultados de 200 pacientes con esta patología.

Controlar la respiración

Estar relajado es una de las maneras de evadir el llegar al orgasmo rápidamente. Y vigilar la respiración es la manera más óptima de relajarse. Tenemos que estudiar como tranquilizarnos y aprender a respirar de forma profunda cuando estamos próximos de llegar al orgasmo para así bajar el nivel de excitación y poder retardar la eyaculación por más tiempo.

CORREGIR EYACULACIÓN PRECOZ

Cambiar el Chip Mental

Otra de las razones de la eyaculación precoz son los nervios, pero hay una forma de liberarse de los nervios y batallar contra la eyaculación precoz. Debemos de evitar estar todo el tiempo pensando en que no vamos a dar la talla y vamos a eyacular antes de tiempo.

La eyaculación precoz se puede impedir porque no es una patología congénita ni orgánica, sino que es dependiente de otros causantes psicológicos y, mayormente, culturales. El “heteropatriarcado”  😉 pide al hombre unas pautas sexuales en la relación y no le permite fracasar frente la pareja. Más allá de que la sexualidad hoy en dia se siente de manera bastante más abierta, los roles de género siguen jugando un papel muy sustancial en el accionar tanto de hombres como de mujeres. No es sólo una cuestión personal, la civilización en que vivimos le ha marcado al hombre, por el solo hecho de haber nacido hombre, cuál ha de ser su modo de accionar sexualmente.

Dicen algunas personas que una educación no sexista del hombre, que no le haga responsable de la sexualidad de la mujer, le liberaría de esa obligación asumida. Puedo estar de acuerdo a medias, porque yo creo que ambos deben sentirse responsables de la sexualidad del otro. Si es que lo he entendido bien, no creo que en una relación sexual cada uno deba ir solamente a lo suyo sin preocuparse del placer del otro o de la otra. Pero puede que haya entendido mal esta apreciación.

Pin It on Pinterest

Share This

Share This

Share this post with your friends!