EROS GÓTICO – Fuera cual fuese la historia de Valentín, la realidad es que fue usada para hacer olvidar las Lupercales, unas fiestas cuyo origen se consideraba ya entonces mitológico. Se trataba de una de las ceremonias más arcaicas, y numerosos especialistas coinciden en que se remontaba a los tiempos del caos, mucho antes de la fundación de Roma, cuando se hacían sacrificios humanos.

Oficialmente, la fiesta se celebraba en la misma cueva (la Lupercal) en la que se creía que una loba había amamantado a los fundadores de Roma (Rómulo y Remo).

Desde aquella gruta se iniciaban las Lupercales de manos de un sacerdote que comenzaba la fiesta sacrificando un carnero en honor a Fauno (el dios de la naturaleza). Posteriormente, y con el mismo cuchillo, el religioso untaba la cara de dos «lupercos» con la sangre del animal. A continuación, y tras ser limpiados, los chicos debían reírse para emular la victoria de la vida sobre la muerte de los mismos Rómulo y Remo.

EROS GÓTICO – ESCORTS EN BARCELONA

Mucho ha llovido desde entonces y ahora, para tener una fiesta sexual no hace falta montar tanto lío, con buscar compañía en escorts en barcelona u otras webs similares de cualquier parte del país, ya está.

Acompañamiento de Lujo

Las scorts más espectaculares en Barcelona.

Chicas muy elegantes, preciosas y muy sexuales. Putas de lujo para acompañarte a un acontecimiento y tener una noche de sexo salvaje entre las sábanas. Letradas, con idiomas. Son singulares y ofrecen más que el mejor sexo, también su aprecio y empatía, su saber estar, y deliciosa compañía. Una experiencia completa para estimular todos los sentidos. Chicas de todo el planeta, latinas, brasileiras, españolas, rusas, de europa del este, africanas…

Jóvenes estudiantes y maduras fogosas. Hermosas, delgadas y voluptuosas, rubias, mulatas, negras. Para ofrecerte espectáculos lesbianos y tríos excitantes. En Maison Close Bcn. Novedoso, muy elegante, atrayente, diferente.

EROS GÓTICO

Pero es curioso lo que pasaba. Una vez que habían sido ungidos por el sacerdote, los jóvenes, casi siempre iban desnudos, salían de la gruta e iniciaban una carrera depravada a través de Roma por un itinerario previamente planeado. Un trayecto que llevaban a cabo gritando obscenidades. No se, me voy a follar a tu… o cosas así, imagino. Mientras corrían, los «lupercos» iban dando latigazos a todo aquel que, voluntariamente, se ubicaba frente a ellos.

El principal objetivo eran las mujeres en edad de ser madres. Para las chicas jóvenes era todo un privilegio recibir un correazo, (no lo digo yo, no me jodas, que no quiero líos con las feministas, es la historia que nos dice que pasaban estas cosas) pues entendían que, con él, los dioses no tardarían en bendecirlas con un hijo. Otro tanto pasaba con los hombres zurrados, quienes consideraban que les purificaba y les daba buena suerte. Pues toma correazo…

EROS GÓTICO

Anna Seward

Fue una poetisa inglesa, también conocida como Swan of Lichfield.

Anna Seward, de finales del siglo XVIII también dejó mucha poesía amorosa en la década de 1770 a Honora Sneyd, una gran belleza que se convirtió en la esposa de Richard Edgeworth, y luego murió en 1780. Estuvo muy unida a varias mujeres durante su vida, pero en particular a Honora Sneyd, con la que vivió durante trece años. Dichos poemas no fueron censurados ya que la amistad romántica entre mujeres se aceptaba con normalidad en aquella época. Otras mujeres por las que Anna manifestó sus sentimientos fueron Penelope Weston, Miss Mompesson, Miss Fern y Elizabeth Cornwallis.

La relación de Anna con Elizabeth Cornwallis fue difícil, ya que el padre de Elizabeth no aprobaba la amistad femenina, y se vieron forzadas a reunirse y escribirse en secreto. A finales del siglo XVIII Anna se hizo amiga de las “damas de Llangollen”, Eleanor Butler y Sarah Ponsonby, a las que dedicó el poema “El valle de Llangollen”. La conveniencia de la amistad femenina permitió una intensidad del apego emocional que era tan convencionalmente reprimido entre los hombres.

Valentín llegó a sentir algo por ella y acabó demostrando al escribirle antes de su muerte una nota que decía: “tu enamorado”.

Su fallecimiento no bastó para que cayera en el olvido. Cuando el cristianismo pasó a ser la religión principal del Imperio Romano, el Papa Gelasio estableció en el 496 d.c. que el 14 de febrero sería la fecha en la que se conmemoraría el martirio de San Valentín. Aunque, algunos historiadores creen que no es 100% seguro que se implantara dicha fiesta para recordar su asesinato, sino que, en realidad, se hizo para acabar con un ritual pagano de fertilidad que se celebraba a mediados de febrero. Se conocía como Lupercalia.

EROS GÓTICO – Sexo y amor Gótico

De dia, mientras duerme en su ataúd, sueña con la muerte. Por momentos siente que va cayendo en un profundo abismo, pero cuando se despierta se da cuenta de que aun sigue en este patético mundo decadente.

Una noche en la que se encontraba muy aborrecido caminando por el cementerio como un zombie sin rumbo se encontró con una hermosa mujer. Ella lloraba sin consuelo, pues había perdido a su esposo en un accidente. Nunca le habían interesado los sentimientos de las personas pero sintió en esta ocasión la genuina necesidad de conversar con esta dama. Ella le hablo del hombre que había sido su gran amor. Le mostró una foto que llevaba en su cartera y le dijo que nunca podría amar a otro como lo había amado a el.

Cuando llegó a su casa se sentó sobre un viejo mueble y contempló un reloj sin baterías que tenia en una pared. Para él el tiempo se había detenido, pues lo controlaba con su contemplación. De manera burlona la noche pasaba sin que la pudiese detener y el sofocante sol se asomaba por la ventana. Se acostó en su ataúd y se despidió de este mundo. Ahora le tocaba morir una vez mas para esperar su resurrección al despertar.

Mientras dormía soñaba con el llanto de aquella mujer. Y una alegría invadía su ser decadente. Sentía que había un fuerte enlace entre él y ese hombre que no conocía. Lo único que tenia en mente era el hermoso rostro que había en esa foto…

Despertó cuando entraba la noche. Había despertado a su mundo oscuro y de relojes sin baterías. De manera extraña se sentía un poco avergonzado por ese sueño que había tenido, aunque por otro lado sabía que esa mujer profetizaba un falso amor. Cuando alguien ama de verdad no permite que la muerte se interponga y él estaba enamorado de ese hombre sin poderselo explicar.

Llegó nuevamente al cementerio y se paró frente a la tumba en donde se había encontrado con aquella mujer. Leyó una y otra vez el nombre de ese hombre: “Julian, Julia…” Algo le poseyó y comenzó a tocarse las tetillas con la punta de los dedos. Su respiración era tan fuerte que tuvo la certeza de que los muertos podían despertar. Al pensar en eso se imaginó que Julian despertaba de la tumba y le besaba profundamente. Miró para todas partes y no vio a nadie. Se molestó al ver que aquella hipócrita mujer no se encontraba por el área, pues entonces comprobó que no eran especulaciones cuando dijo que aquella mujer profetizaba un falso amor. Se arrodilló frente a la tumba y dijo: “No te preocupes Julian, yo si te amo…”

Comenzó a desenterrarlo con sus uñas. No se cuanto tiempo estuvo, pero por fin tenia su ataud de frente. Lo abrió de inmediato y lo que encontró fue a un hombre que llevaba algunos meses muerto y que no olía nada bien. Maldita mujer, no le había dicho que llevaba algún tiempo encerrado, pero con un poco de perfume lo arregló.

Se las apañó para llevarse a su amado Julian a su casa. Cuando lo desnudó se dio cuenta de que los gusanos se habían comido su pene por lo que los maldijo con toda su alma vampira. No tuvo mas opción que tratar de penetrarlo. Cuando lo intentó se le hizo totalmente imposible. Fornicó toda la noche con su amado. Después de aquella noche duerme con su amado en su ataud.

Pin It on Pinterest

Share This

Share This

Share this post with your friends!