noche de lascivia en Mapil

Sophia Lorac vivía en un planeta de siluetas grises. Escondía su ceguera a los ojos de la gente de todo el planeta Tangent. A raíz de ello llevaba mucho tiempo resguardandose de tener relaciones íntimas. Una amiga suya, viuda, de 38 años, poco atractiva, no conseguía, ni a tiros, encontrar la compañía de algún hombre. Y mucho menos a uno tan guapo como su compañero de trabajo. Pero de súbito se vieron forzados a pasar una noche juntos en un viaje de empresa a las lunas de Mapil, a raíz de una tormenta de meteoritos.

Aquellos seres solitarios coincidieron también con Sophia, que curiosamente, estaba de vacaciones, en un intento de olvidar sus depresiones. El azar procuró que ella se equivocara de habitación, y sin percatarse de que había alguien más, empezó a desnudarse, quedando la amiga y el compañero boquiabiertos pues nunca antes habían visto a Sophia desnuda.

Los dos ocupantes y espectadores no sabían que hacer y guardaban silencio. Mucho más cuando ella se tumbó en la cama y empezó a masturbarse. Una de dos, o permanecían callados absolutamente, o salían en silencio de la habitación. Pero lo que ocurrió fue algo más sorprendente. Pasados unos minutos, Sophía sintió una mano acariciándole el sexo. Tras un breve suspiro de sorpresa se dejó hacer. Y alguien más se apuntó minutos más tarde.

Cayó la una en brazos del otro y de la otra. Y el uno en brazos de las otras dos. Y todas las combinaciones políticamente correctas posibles. La pasión se desató de tal forma que ya nunca más se podría volver a atar. El clima sorprendió a los dos, y a los tres. Y amaneció un nuevo día…

Relatos de la Zuripedia

Pin It on Pinterest

Share This

Share This

Share this post with your friends!