Presente y futuro de la sexualidad e inteligencia artificial

Sextech: ¿Que es? Presente y futuro de la sexualidad e inteligencia artificial. ¿Cómo será la sexualidad futura?

Cada vez veo más necesario un marco de investigación sobre la sexualidad y la inteligencia artificial, centrado en la sextecnología en relación con la neurotecnología, la biotecnología y las tecnologías de la información. No tardaremos mucho en entrar en tiendas como Pink Cabaret y encontrar todo tipo de artilugios eróticos con Inteligencia artificial.

 

Sextech: ¿Que es? Presente y futuro de la sexualidad e inteligencia artificial. ¿Cómo será la sexualidad futura?
Sextech: ¿Que es? Presente y futuro de la sexualidad e inteligencia artificial. ¿Cómo será la sexualidad futura?

Pero ¿Por qué pienso así? Pues porque la sextecnología es una rama de la tecnología que incluye el desarrollo y las aplicaciones de dispositivos, juguetes sexuales y prácticas relacionadas con el sexo, como la inteligencia artificial, la realidad virtual y el aumento de lo humano en el sexo virtual. También es una combinación de la actividad sexual con la tecnología, por ejemplo para mejorar la intimidad o para la salud. Y es una industria dedicada a crear productos diseñados para revolucionar la forma en que pensamos sobre el sexo y la sexualidad, es decir, que tener sexo puede ser tan divertido para nuestros cerebros, corazones y genitales como lo es para nuestros cuerpos completos…

El mundo está cambiando cada vez más rápido. Y en el centro mismo de estos cambios están surgiendo varias tendencias, una de las cuales es la sextecnología.

No creo lo que dicen algunos y algunas, que en el futuro, el sexo puede no necesitar genitales, pero será igual de físico. Que puede que los humanos no necesiten a otros humanos, pero seguirá siendo un sexo carnoso y visceral. Las mujeres dirán “hola” a un falo energizado, y la vagina también eyaculará. Se me antoja un futuro raro… Pero, en resumen, la sextecnología es una nueva industria destinada a mejorar la vida sexual de las personas que follan.

No tengo ni idea de adónde voy con esto. Me gusta filosofar, y me gusta hacer futurismo. Y dado que la sabiduría convencional es que la tecnología sexual ha sido el sector más discutido en el último año o así, voy a seguir pensando en eso. Sin embargo, puede que sea el momento de no seguir las convenciones.

Uno de cada cinco jóvenes tendrá relaciones con un robot de forma habitual, dicen los estudios. Científicos como el Dr. Ian Pearson van más allá y afirman que, en 2045, las relaciones entre humanos y androides (o gynoides, cuando tienen aspecto de mujer) serán más frecuentes que entre personas.

Se trata de una evolución natural de nuestras relaciones interpersonales.

Veremos cada vez más ginoideos en la vida cotidiana y las parejas sexuales con androides serán habituales, pero estarán reservadas a personas que se lo puedan permitir…

Presente y futuro de la sexualidad e inteligencia artificial retro futurista

Si, salir con un androide será algo habitual en las próximas décadas, afirma el Dr. Ian Pearson, científico y futurólogo británico. Sus predicciones se basan en un estudio de la situación actual y en su experiencia como asesor de muchas grandes empresas, como British Airways y Ford.

Presente y futuro de la sexualidad e inteligencia artificial retro futurista2

Los robots están cada vez más presentes en nuestras vidas.

Se utilizan en medicina, cirugía, espacio y construcción. Pueden ayudarnos a vestirnos, lavar los platos y cocinar. Y nos enseñan en la escuela. En el futuro, los robots podrán hacer mucho más que eso. Trabajarán como niñeras, masajistas, entrenadores personales e incluso parejas sexuales.

¿Nos casaremos y tendremos hijos con robots en el futuro?

El Dr. Ian Pearson cree que sí. Según sus estudios, para el año 2045 las relaciones interpersonales entre humanos y robots serán más comunes que entre humanos solos.

Nuestro mundo está cambiando a un ritmo increíble, y cada vez dependemos más de la tecnología. ¿Qué significa esto para las relaciones interpersonales? Esa es la pregunta que los científicos llevan años intentando responder.

La tendencia se verá impulsada por la caída de los precios de los robots, que los hará más aceptables como sirvientes domésticos y parejas sexuales, afirma.

Cristina es sexóloga desde hace más de cuarenta años, y dice haber visto tantos cambios que le es difícil creer que haya algo nuevo bajo el sol. Pero, por supuesto, siempre hay algo nuevo y a menudo le piden que especule sobre el futuro del sexo…

Presente y futuro de la sexualidad e inteligencia artificial retro futurista3

Pero ella siempre recuerda que no es bióloga ni psicóloga, sino una sexóloga a la antigua usanza. Las sociedades especializadas, tanto en América como en Europa Occidental, reciben a los sexólogos con los brazos abiertos, pero todavía hay pocos. Las sumas sacerdotisas de la Revolución Sexual han hecho un desastre de la educación sexual y nuestros jóvenes son ingenuos e ignorantes -y peligrosos- como resultado.

“He aprendido a no subestimar el potencial del sexo. Preveo que el futuro del sexo será completamente diferente al pasado. La revolución que se avecina en la experiencia sexual no será aún mejor, pero sin duda será diferente. Las costumbres y creencias sexuales van a cambiar más en las próximas décadas que en los últimos milenios. Y este cambio va a venir de la mano de la tecnología”. – dice Cristina.

Hace unos años me puse a escribir un ensayo titulado “Los conservadores y el sexo”, aunque no lo terminé y se quedó en un cajón. En él sostenía que la era de las revoluciones sexuales había terminado. Puede que aún veamos robots sexuales y realidad virtual, pero en lo que respecta a la intimidad entre humanos, sugerí que las cosas podrían estar llegando a su fin.

Ahora que la tecnología puede ayudar en lo físico, ¿el sexo tradicional ha quedado obsoleto?

En este contexto, es probable que sintamos emociones encontradas al ver la ardiente escena erótica entre Theodor y Samantha en la película Her: una película que nos muestra, con grandes dosis de emoción, la relación amorosa entre una persona y un sistema operativo. Con un lenguaje muy íntimo y sensual, Theodor y Samantha se dicen cosas como: “Quiero tocar tu cara, tus pechos, las yemas de tus dedos”, “¿Me vas a besar?”, o “Puedo saborearte” y, por momentos , es difícil olvidar que Samantha no tiene sentimientos: sólo es una máquina muy avanzada. No ha sido la única película que se ha retratado con elocuencia el más que probable escenario de las relaciones futuras entre las personas y la tecnología.

Así que es difícil ignorar la conexión entre la sexualidad y la inteligencia artificial.

La relación entre la sexualidad, la intimidad y la inteligencia artificial es fascinante. ¿Será esta realidad futura el escenario más probable de las futuras relaciones entre las personas y la tecnología?

Screenshot 253

Quizás una de las razones por las que la inteligencia artificial ha sido controvertida últimamente es por su uso en la sexualidad.

79 / 100

Visitas: 9

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publcitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja una respuesta

Verificado por MonsterInsights