REGISTROS AKASHICOS: EL ORIGEN

in ANGELES Y DEMONIOS/BLOG/ESPIRITUS/MISTERIOS MUY MISTERIOSOS/PA QUE LO SEPAS by

REGISTROS AKASHICOS: EL ORIGEN – Existen desde la creación del planeta y fueron conocidos por las grandes civilizaciones y religiones.

Los “registros akáshicos” no tienen un origen tan viejo como creemos. La expresión akasha existe, viene del sánscrito, y menciona a una realidad que fue traducida como “éter”, una suerte de fluido intangible, inmaterial y sutil, que penetraba el cosmos. Era y es el vehículo del sonido y de la vida. Akáshico es un invento de la teósofa británica Annie Bésant, acólita de Madame Blavatsky y referente mundial del esoterismo y de la Sociedad Teosófica.

La primera vez que tenemos noticias de esta expresión es en un libro de A. Bésant, “La sabiduría vieja”.

Los teósofos definen los registros akáshicos como una suerte de memoria colectiva. Todo cuanto ha acaecido desde el principio del tiempo está ahí. Los seguidores de la Nueva Era creen y propagan esta creencia. Para ellos son los “registros akáshicos” una memoria universal de la existencia, y un espacio multidimensional en dónde se archivan todas y cada una de las experiencias de las almas. También todo tipo de experiencias de las vidas pasadas, la vida presente y las potencialidades futuras.

En los registros akáshicos queda escrita toda la historia del planeta. Es una Memoria universal. ¿Se trata solamente del producto de una serie de operaciones de nuestro cerebro, limitado, por lo tanto, a un principio físico? ¿O se trata de algo que va mucho más allá de lo puramente cerebral?

Pero parece ser que es lógico pensar que explicar la consciencia sería lo mismo que ‘explicar’ una cantata de Bach.

Akasha es una molécula, que a la vez es todas y cada una de ellas. Contiene toda la memoria galáctica. Una mónada, una partícula de éter en la que existen todas y cada una de las estrellas y todo los actos de todos y cada uno de los seres dentro de ellas. Diríamos que akasha es el espíritu del cosmos y el éter es el cuerpo, pero siendo solo uno. En la India hallamos el término de prana, afín al pneuma en tanto a aliento espiritual, con una connotación de energía vital. El prana asimismo se relaciona con el pleroma: prana significa “completar” y pleroma significa lo pleno. Esta substancia es la que se distribuye por el vacío y espiritualiza la materia.

REGISTROS AKASHICOS: EL ORIGEN

¿Que relación tiene todo esto con la científicamente argumentada materia oscura del universo?

El prana, es como una suerte de aire más sutil que energetiza a los seres vivos. Es el auténtico comestible y sustento de la vida. Algunas personas afirman poder ver esta sustancia y la describen como una red de partículas lumínicas en movimiento que interpenetra toda la materia.

En la visión platónica aparece una enorme luz ‘ligada al cielo”. Esta urdimbre que ajusta al planeta es asimismo el amor. La diosa Afrodita viste un “cinturon recamado donde radican todos y cada uno de los encantos: la ternura, el deseo, las palabras susurrantes, la seducción. El Esoterismo también nos argumenta sobre múltiples ánimas o bien distintos niveles de conciencia. Y en la literatura común sobre registros akáshicos se usa una distinción poco feliz: hay un ‘alma superior’ y otra ‘alma encarnada’ para cada humano.

La función de la apertura de los registros akáshicos sería la de conectar las ánimas superior y también inferior. Tal y como si cada persona tuviese 2 ánimas. Más preciso y atinado es decir que toda persona tiene niveles diferentes de conciencia.

Siguiendo a Platón, el alma ya antes de encarnar en el cuerpo físico tenía acceso al conocimiento directo de la Divinidad. En razón de la encarnación el ánima se escinde, quedando una parte de ella, el ‘alma inferior, atrapada en el cuerpo. Desde la encarnación, el ánima ‘olvida’ su origen divino y el conocimiento que ya antes de la encarnación tenía.

En relativa concordancia con esta idea, muchos siglos después, Freud, afirma que ‘El yo ante todo es cuerpo’, pues la conciencia se identifica con el cuerpo en los primeros estadíos evolutivos, antes de que adquiera la capacidad de abstracción y reflexión.

Con relación a los registros akáshicos hay tres niveles de conciencia:

Nivel superior – Chispa divina.
Nivel medio – Conciencia superior.
Nivel inferior – Conciencia inferior.

Fuente: Sitio de Esoterismo

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publcitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja un comentario